jueves, 31 de enero de 2013

JUPITER

Me alegra ver lo que la gente de OcCre ha realizado con este prototipo. Un modelo a escala 1:32. Este modelo lo presentarán en la próxima feria de Nuremberg, o sea que, a ver como pinta..... Mientras, aquí os dejo un poco de la historia de esta locomotora, que sin ser un modelo espectacular, como lo son las Big Boy, o modelos complejos como las Shay o las Garrat, no deja de tener su encanto.


La "Júpiter", una locomotora americana del  tipo 4-4-0, tiene gran importancia histórica debido a su papel en la realización de la primera vía férrea transcontinental de los Estados Unidos. Propiedad de la Central Pacific Railroad, que estaba construyendo una línea hacia el este y que debía converger con la otra línea que estaba construyendo la Unión del Pacífico,  de este a oeste. Cuando las dos líneas de ferrocarril se unieron en Promontory, Utah, la "Jupiter" y la locomotora "119" propiedad  de la Union Pacific, una frente a la otra, se dio por concluida la primera linea férrea que atravesaba el continente.


Construida en septiembre de 1868 por los Talleres Locomotores Schenectady de Nueva York, junto con otras tres locomotoras; Storm, Leviatán y Whirlwindel. La "Júpiter" pesaba 65.400 libras, tenía ruedas tractoras de 60 pulgadas, cilindros de 16 por 24 pulgadas. Utilizaba madera para combustible y generaba una fuerza de tracción de 10.790 libras. . Al igual que todas las locomotoras de la Central Pacific construidas hasta 1870, fue desmontada de su chasis y cargada en un barco, tomado rumbo alrededor del Cabo de Hornos en América del Sur, llego a San Francisco, California. En San Francisco, las locomotora fue  cargada en una barcaza y remolcada río arriba hasta la sede de la Central Pacific en Sacramento.  Allí, se volvió a montar y fue puesta en servicio. El 20 de marzo 1869, la locomotora recibió sus pruebas finales en los talleres centrales de la  Central Pacífico.  Menos de dos meses después, la Júpiter arrastro el tren especial del presidente  de la Central Pacific,  Leland Stanford, hasta la Cumbre de Promontory, Territorio de Utah, para la ya famosa ceremonia del "Gold Spike".



Stanford originalmente no eligió la Júpiter para tirar de su tren especial. El honor de tirar del tren especial recayó por primera vez a una locomotora llamada Antelope. De camino a la Cumbre Promontory, la Stanford Especial circulaba detrás  a un tren de pasajeros que también se dirigía a la ceremonia. Cuando el primer tren pasaba por una gran corte en la montaña que todavía estaban  limpiando  los obreros, estos no se dieron cuenta de la pequeña bandera verde que iba en la cola del primer tren, indicando que le seguia otro comboy a corta distancia. Inmediatamente después de que el tren pasó, los trabajadores echaron a rodar un enorme tronco ladera abajo. Justo en ese momento apareció la  Antelope y fue golpeada por el tronco.  No descarrilo, pero fue dañada gravemente.  El telegrafista de Stanford envió un mensaje a la próxima estación, pidiendo que se detuviera al tren que les precedía y que si paso por la zona antes que ellos. La Antelope llego renqueando hasta la estación, donde fue desacoplada de los vagones de Stanford, y estos acoplados a la nueva locomotora, La Jupiter. Así fue como esta maquina tomó su lugar en la historia el 10 de mayo de 1869. Después de la ceremonia de la Espiga de Oro, la "Júpiter" avanzó hasta que su tripulación pudiese dar la mano a la tripulación la locomotora "119" de la  Union Pacific. Así se marcó la unión de Oriente y Occidente y la apertura de una nueva era en el transporte ferroviario.




Después de su momento de gloria, la Júpiter continuo su servicio en la Central Pacific  como locomotora de pasajeros.  El nombre de Júpiter se abandonó en la década de 1870, cuando fue repintada, y en 1891, su número fue cambiado de No. 60 a No. 1195. También recibió cambios mayores, tales como una nueva caldera. En 1893, la N º 1195 fue convertida en una locomotora de combustión de carbón.




Para ser un prototipo, es de una calidad excelente, aunque, eso si, todavía le quedan algunos pequeños detalles por pulir.
Si la construcción del modelo sigue las pautas de los anteriores, no dudo que sera una maqueta a tener en cuenta en cualquier colección ferroviaria.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por compartir tu comentario sobre este blog.